Vídeo

[Video] Tu vida sin Dios es sin propósito

“Las flores se caen y la yerba se seca, pero la Palabra de Dios permanece siempre. Ciertamente no hay hombre justo sobre la tierra que haga siempre el bien y que nunca peque…”

Credit: Canal Himnos Cristianos, en Youtube

 

[Video] La Experiencia de Cristo; estar satisfechos con Él

¿Qué quisieras encontrar en realidad? Yo he encontrado a Cristo. No lo planifiqué, pero ocurrió. De hecho Él me encontró a mí y hoy puedo decir: “¡Cristo es tan rico! Él, en Su plenitud, puede saciar tu corazón, colmando tu necesidad, satisfaciendo tu deseo y cumpliendo tus anhelos de gozo. Cuando ganamos a Cristo vemos cuán dulce es Él, cuán bueno, cuán disfrutable. El mundo con sus riquezas, sus promesas, su variedad y su atractivo no puede satisfacerte. Por mucho que te afanes por llenar el vacío interior, siempre permanece, aunque se disimula, no desaparece, porque donde no está Cristo sólo hay oscuridad”.

A continuación un himno hermoso; es simple pero muy profundo:

Credit: Himnos Cristianos en Youtube

[Vídeo] Ilustrando un día en el Entrenamiento a tiempo completo

“En el entrenamiento a tiempo completo nos damos cuenta que nuestros días ordinarios están llenos de tareas normales. En medio de nuestras actividades diarias, algo de la elevada naturaleza es trasmitido a nuestro ser. En el siguiente vídeo presentamos un día en la vida del entrenamiento…”:

Credit: ENTRENADOS2009ETC en Youtube

[Vídeo] Introducción al recobro del Señor

Dios tiene un propósito eterno. Él es un Dios de propósito y una vez que decide hacer algo no hay nada que pueda detenerle ni hacerle desistir. Aparentemente hay cosas que pueden obstaculizarle hasta cierto grado; no obstante no hay nada que pueda detenerle. Después de la destrucción llevada a cabo por Satanás, Dios intervino para rehacer lo que Él había realizado anteriormente…

A continuación el vídeo completo en dos partes:

Credit: palabrasdevida7 (Youtube)

Sobre la revaluación de las iglesias locales, por Elliot Miller, en Christian Research Journal

Logo de Living Stream Ministry, editora cristiana

En el reciente número especial del Christian Research Journal, publicación del Christian Reasearch Institute, sobre la revaluación del llamado ‘movimiento de las iglesias locales’, llevado a cabo por un experimentado equipo, Frank Hanegraaff, presidente de la organización, Elliot Miller, editor de la revista y Gretchen Passantino, podemos encontrar una respuesta exhaustiva, amplia y muy esclarecedora sobre las iglesias locales de parte de esta prestigiosa organización.

No se le denomina simplemente evaluación, porque en los años 70 ellos llevaron a cabo un primer estudio, para nada completo ni satisfactorio, de este grupo de cristianos, que resultó en una conclusión superficial y apresurada, por ende falsa en esencia. Entonces no los calificaron como secta aunque mencionaron que habían encontrado elementos aberrantes en sus enseñanzas y prácticas. Esto sirvió de base para que la etiqueta se estableciera entre ellos y los demás cristianos, con el consiguiente daño que algo así puede causar, sin importar la verdad del asunto.

Finalmente, Elliot Miller escribe que el propósito de este nuevo análisis es “presentar una crítica nueva”, basada en un enfoque distinto, más profundo y realista. Brinda una explicación coherente del anterior error de juicio y las explicaciones consecuentes. Divide el artículo en cinco partes, que son las líneas principales de controversia y las fuentes de preocupación de los evangélicos norteamericanos típicos, según se constata en la Carta Abierta dirigida a los líderes de las iglesias locales en el 2007 y firmada por muchos cristianos notables.

Estas cinco partes son:

La ‘iglesia local’ como movimiento y origen de controversia.

1) Esta primera sección sirve de introducción a las demás y consta de los temas mencionados a continuación:

-Orígenes, influencias y características generales de este grupo.

-El encuentro de Witness Lee con Walter Martin.

-Las dificultades entre miembros de ambos lados, el Christian Research Institute y las iglesias locales.

-Los litigios en que se han visto involucrados.

-Los intentos de acercamiento y diálogo por parte de las iglesias locales.

-La presentación de la carta abierta de los evangélicos.

Respuesta a las preocupaciones planteadas en la carta abierta dirigida a las iglesias locales.

2) Acerca de la naturaleza de Dios.

3) Acerca de la naturaleza humana.

4) Sobre la legitimidad de las iglesias evangélicas y las denominaciones.

5) Sobre las demandas civiles contra cristianos evangélicos.

Este post es solamente un comentario de nuestras impresiones del autor sobre este número especial del Christian Research Journal, llamado “¡Nos equivocamos!”. Recomendamos obtener el número completo en los enlaces siguientes:   Torrente de Vida y Defense and Confirmation Project para la lectura completa del mismo.

PhotoSource: La iglesia en Valdivia

Completo acuerdo en lo principal del Christian Research Institute con las iglesias locales. Desacuerdo sólo en aspectos secundarios.

Hank Hanegraaff. Director de Christian Research Institute

En el artículo anterior comentamos nuestras impresiones sobre la página editorial, escrita por Hank Hanegraaff, intitulada “¡Nos equivocamos!”, en el número especial del Christian Research Journal en español, con respecto a las iglesias locales. Este trabajo corrige una deficiente investigación inicial de finales de los 70 llevada a cabo por Bob y Gretchen Passantino, y que sentó las bases para un profundo resentimiento hacia este grupo cristiano por décadas.

En este artículo editorial, sin embargo, Hanegraaff, para establecer un criterio completamente transparente y equilibrado, señala que aunque ellos reconocen la ortodoxia de las iglesias locales, aún admite diferencias con ellas en cuanto a algunas de sus enseñanzas. Estas deben ser concretamente marcadas en los aspectos no esenciales o secundarios de la revelación, como asuntos de escatología. En cuanto a la revelación central de la Biblia, dice, en relación a las iglesias locales “estamos hombro con hombro”.

Es muy importante hacer esta distinción y creo que establecerla muestra una claridad espiritual notable. Para colocarnos en contexto, parafraseamos brevemente el prefacio del libro de Witness Lee: La especialidad, la generalidad y el sentido práctico de la vida de la iglesia (The Speciality, Generality and Practicality in the Church Life):

Witness Lee. Líder cristiano. Autor del Estudio-vida de la Biblia.

La especialidad de la vida de la iglesia es la fe (Ap 14:12; Gá 1:23; 2 Ti 4:7), que es el conjunto de las creencias sobre la Biblia, Dios, Cristo, la obra de Cristo, la salvación y la iglesia. Todos los cristianos verdaderos comparten estos asuntos que constituyen nuestra fe común (Tit 1:4). Esta fe es la base de la unidad entre todos los creyentes. El Cuerpo de Cristo ha sido dividido debido al énfasis exagerado en cosas aparte de esta fe común. Estas cosas llegan a ser vientos de enseñanza (Ef 4:14) , haciendo hincapié en cosas que no constituyen el núcleo que sostiene  nuestra unidad y que finalmente nos alejan de la unidad de la fe (Ef 4:13).

Con respecto a la fe debemos ser muy específicos (Jud 3; 1Ti 6:12), pero con las doctrinas, es decir, todos aquellos asuntos que no constituyen la fe debemos seguir los pasos del apóstol Pablo, siendo muy generales y no insistiendo en que otros crean de la manera en que nosotros lo hacemos (Ro 14:1-8).

Este post es solamente un comentario de mis impresiones sobre este número del Christian Research Journal. Recomendamos la compra del número “¡Nos equivocamos!” (enlace en el primer párrafo del post) y la lectura completa del mismo.

PhotoSource: Tyndale Media Center

Página editorial ¡Nos equivocamos! Número especial de la revista del Christian Research Institute [breves comentarios del artículo y recomendación del mismo]

¡Nos equivocamos! Número especial del Christian Research Journal ya disponible en español.

Hank Hanegraaff, presidente de Christian Research Institute

Me alegra mucho que el número especial sobre las conclusiones finales de la investigación del Christian Research Institute y otros colaboradores, acerca de las iglesias locales, el Living Stream Ministry y las enseñanzas y prácticas de Watchman Nee y Witness Lee, de la revista del Christian Research Institute esté ya disponible en español bajo el título “¡Nos equivocamos!”.

Según las palabras del propio Hank Hanegraaff, presidente de esta institución anti-secta, este trabajo es el resultado de décadas de investigación con respecto a lo que ellos (y la mayoría de los creyentes) conocen como la ‘Iglesia local’ o el movimiento de la Iglesia local.

En la página editorial del número recién publicado en nuestro idioma, Hanegraaff hace una confesión valiente y audaz: ¡Nos equivocamos! Esto indudablemente valida y confirma lo que la organización afirma de sí misma: [Estar] “comprometida en realizar investigación directa de alta calidad”.

La organización estaba anteriormente desinformada y como resultado desinformó a muchos.

En un sentido negativo también declara que como presidente heredó “una abundante información sobre sectas, ocultismos y teologías cristianas aberrantes”. Por el alto estándar logrado por esta organización, junto al prestigio de su fundador, Walter Martin, fallecido en 1989, él supuso que “por  [tener tal integridad de principios], la información en nuestros archivos era básicamente correcta”, con respecto a las iglesias locales. Esto, declara, no era cierto. La investigación encargada en los años 70 a los investigadores Bob y Gretchen Passantino, en sus propias palabras, “se convertiría en una fuente de desinformación”.

Se vuelve a abrir la investigación.

Gretchen Passantino

En el año 2003 se le pidió a la propia Gretchen Passantino, co-responsable del primer informe inexacto y desafortunado de la década de los 70 sobre la siglesias locales, sus prácticas, teología y líderes, junto a Elliott Miller, editor del Christian Research Journal, que re-evaluaran todo el asunto al lado de Hank Hanegraaff.

El primer paso fue el de reunirse con representantes de Living Stream Ministry (LSM), casa editorial fundada por Witness Lee y asentada en Anaheim, California. El hermano Hanegraaff testifica en su artículo editorial que los miembros de LSM se expresaban en los términos contrarios a los que se esparaba si los prejuicios sembrados durante años hubieran sido reales. Ellos hablaban (para sorpresa de ellos) en la reunión, de su creencia en un solo Dios, expresado en tres personas inseparablemente distintas por la eternidad; de que el creyente nunca podría llegar a ser Dios (alcanzar el estado de Deidad) en términos ontológicos y su rechazo de ser la única iglesia, sino que se reconocen sólo como la iglesia, no con un enfoque elitista y exclusivo, sino inclusivo y general, siendo ellos parte de la iglesia universal. Estos puntos los catapultaba antes sus ojos a la más rigurosa ortodoxia y los reafirmaba inmediatamente como cristianos bíblicos, ante los ojos de sus antiguos acusadores.

En Estados Unidos, China, Taiwán, Corea del Sur e Inglaterra.

Se comenzó una investigación concienzuda en todos estos lugares y se revisaron minuciosamente “cientos de libros, periódicos, documentos de la iglesia, grabaciones de audio y vídeos [y] documentos de los tribunales”. En una declaración verdaderamente sorprendente y directa, Hanegraaff afirma que la conclusión es simple y definitivamente “¡Nos equivocamos!”

No sólo investigaron sino que tuvieron comunión.

Elliott Miller Editor de Christian Research Journal

Ellos llegaron a la conclusión, probablemente después de mucha oración, comunión profunda y consideración responsable del asunto, de que la publicación de sus descubrimientos de manera pura y simple, asumiendo toda la responsabilidad del caso, no era suficiente. Esto solamente muestra el lado espiritual, y no meramente académico de su labor, lo que los honra. En este sentido, Gretchen Passantino le dijo “me equivoqué” a un hermano en la sureña ciudad china de Shanghai, que permaneció en prisión por 17 años por causa de Cristo. Elliott Miller le dijo “me equivoqué” a un hermano que pasó 24 años de su vida en la cárcel por el Señor. Hemos de apuntar que afirmaron con énfasis y firmeza que estas confesiones personales no estaban asentadas en un estado emocional temporal, sino en una convicción madurada. ¡Aleluya!

El precio de la Verdad.

Cuando una persona afirma “estoy equivocado”, pone en riesgo su credibilidad frente a los hombres, pues está implicado que algo en lo que creía tener razón era un error, sin embargo, en la experiencia cristiana, si es importante tener la certeza de lo cierto, es más importante estar dispuestos a dar marcha atrás cuando nos equivocamos y hacerlo sin reservas, para volver a lo cierto cuando nos damos cuenta que nos hemos alejado. Desde el punto de vista humano esto es una de las cosas más difíciles. La lógica natural es: “Si te has equivocado anteriormente, ¿no estarás equivocado esta vez?”. Esto parece demoledor, especialmente cuando lo que decimos tiene efectos públicos.

Ahora, una cosa sabemos, cuando se ha descubierto al Señor y lo experimentamos y disfrutamos de manera genuina; cuando seguir a Cristo con pureza de corazón es una segunda naturaleza en nosotros; cuando obedecemos a Dios de manera simple y profunda y amamos hacerlo para experimentar la salvación diariamente y cuando somos verdaderos portavoces de la Verdad, decimos “lo siento, me equivoqué”, sin importar cuánto tiempo hemos estado en nuestro error.

El arrepentimiento es el preámbulo de la restauración de nuestra comunión con Dios y con los hombres. La capacidad para arrepentirnos es parte del poder divino de la resurrección. El autor de este editorial dice que no hacen lo que hacen porque buscan popularidad, ni por ninguna razón secundaria, como estar políticamente correcto o agradar a ultranza a los demás, sino “porque la verdad cuenta”. Esto lo ha dejado muy claro: No es una opción el admitir un error, sino “algo imprescindible”.

Este post es solamente un comentario de mis impresiones sobre este número del Christian Research Journal. Recomendamos la compra del número “¡Nos equivocamos!” (enlaces en el primer párrafo del post) y la lectura completa del mismo.

PhotoSource: The United Methodist ReporterYoung Disciples of JesusWalter Martin Jude3